7 Razones Para Comprar un Deshidratador de Alimentos

dehydrated tomato.jpg

¿Recuerdan cuando les compartí en mi Instagram Story cuando prepare berenjena y kale deshidratada? Muchas personas no lo saben pero nosotras mismas podemos deshidratar nuestros alimentos. En casa podemos hacer esos deliciosos vegetales deshidratados y mucho más. Además, la comida deshidratada tiene grandes beneficios.

  1. Higiene y preservación: al deshidratar los alimentos se inhibe el crecimiento de bacterias, que en productos frescos crecen rápidamente a través del agua. Esto permite que se preserven durante más tiempo, incluso décadas.

  2. Nutrición: los productos deshidratados conservan casi a un 100% los niveles de vitaminas, minerales y enzimas. De hecho, preservan mucho mejor los nutrientes que cualquier otro tipo de conservación o cocina, como nos cuentan en Dehydrator Living.

  3. Economía: los alimentos deshidratados suelen ser bastante costosos en las tiendas. Al deshidratarlos tú misma estarías ahorrando gran parte del gasto. Es una inversión.

  4. Naturalidad: cuando compramos alimentos deshidratados en tiendas nos exponemos a químicos, aditivos y azúcares que les añaden para sabor, conservación, etc. Al hacerlo en casa, evitamos esta preocupación.

  5. Reduce los desperdicios: si compraste frutas pero olvidaste comerlas y están comenzando a dañarse, solo ponlas en tu deshidratador ¡y listo! Estarán perfectas para comerlas, por mucho tiempo. Lo mismo aplica para carnes y vegetales.

  6. Practicidad: es difícil conseguir comida saludable que puedas llevar a viajes, paseos, oficina o escuela sin que sea un desastre. Los alimentos deshidratados funcionan como un perfecto snack portable.

  7. Sabor: todo el sabor se hace más fuerte porque se concentra mucho más. ¡Es delicioso!

Recomiendo que si eres nueva en esto, y si estas leyendo esto es porque quizás lo eres :), compres una máquina básica y fácil de usar y que no ocupe mucho espacio, la NESCO es buena.

Alternativa si por ahora no puedes comprar un deshidratador: puedes usar un horno convencional para deshidratar los alimentos si el horno puede mantener la temperatura de 140 grados Fahrenheit necesaria para deshidratar los alimentos sin cocinar.

¿Has intentado deshidratar alimentos en casa? Cuéntame en instagram con el hashtag #LaVidaOrganica.

xoxo Gi