Señales de Intoxicación por Metales Pesados

fe31ac_fe065150633d4ab693fd135fb4196598~mv2.jpg

Cuando se habla de intoxicación por metales pesados, suele creerse que es algo ajeno, que no afecta a todos, cuando en realidad es algo que cada día está más presente, el mercurio y otros metales pesados son elementos extremadamente tóxico que afectan cada vez más la salud de millones de personas por estar presente en el aire, agua y suelo donde se siembra nuestro propio alimento. Altos índices de mercurio en nuestro organismo puede ocasionar graves daños y está relacionado con el síndrome de fatiga crónica, enfermedades autoinmunes, autismo, pérdida de memoria, irritabilidad y visión borrosa.

13 SÍNTOMAS DE INTOXICACIÓN POR MERCURIO

Muchas veces se puede creer que estos síntomas provienen como resultado de otros problemas y se analizan por separado, creando así un mal diagnóstico o bien un “tratamiento” bastante limitado, tomen en cuenta los síntomas, para descartar que la intoxicación por mercurio esté afectando tu salud:

– Fatiga

– Migrañas

– Dolor en las articulaciones

– Niebla del cerebro

– Lentitud

– Inflamación

– El estreñimiento

– Susceptibilidad a infecciones

– Nerviosismo y ansiedad

– Insomnio y mala memoria

– Erupciones de la piel

– Déficits de atención

– Cambios del estado de anímico

FUENTES PRINCIPALES DE MERCURIO

  • Pescados con alto contenido de mercurio como el atún, pez espada y tiburón.

  • La mayor parte del mercurio que respiramos proviene de las plantas térmicas de carbón, la minería artesanal de oro, y las plantas de procesamiento que realizan plástico y cloro.

  • Amalgamas para hacer placas dentales (son de color metal). En muchos países está terminantemente prohibido el uso de ello ya que está comprobado con numerosos estudios la toxicidad a causa del mercurio.

  • El mercurio se va al aire y luego cuando llueve se va al suelo, lagos, ríos haciendo su camino hasta llegar a océanos donde se acumula el compuesto orgánico en el tejido graso de los peces.

PARA LAS FUTURAS MAMÁS…

Chicas que me leen y se encuentran embarazadas, o bien tienen una amiga cercana esperando baby, debes tener en cuenta y mencionarle que el consumo de pescado con altos índices de mercurio se transfiere al feto a través de la placenta causando poniendo en riesgo su estado neurológico, habilidades de lenguaje y memoria verbal. Adicionalmente debemos tener cuidado hasta del agua potable en especial de la extraída de sistemas privados como pozos. No comer pescado más de 2 veces a la semana. Yo recomiendo salmón salvaje.

CÓMO SABER SI ESTÁS INTOXICADA CON MERCURIO

Para ello puedes hablar con tu médico, de preferencia holístico y comentarle tu preocupación. Esto se puede detectar a través de pruebas de sangre, orine y análisis de cabello.

CÓMO TRATAR LA INTOXICACIÓN POR MERCURIO

  • Se consciente: lo primero es internalizar que es algo que nos afecta a todos, así que no creas que es algo ajeno pero tampoco te desesperes porque todo tiene solución.

  • Reduce el consumo de carnes blancas: se dice que los peces más grandes acumulan cantidades más grandes de mercurio. No se dice que dejes de comer pescado, pero sí que regules su consumo a 1 o 2 veces por semana; las mejores opciones pueden ser el salmón, ostras, vieiras, caballa y tilapia.

  • Cuida el tipo de maquillaje que usas: aunque suene horrible, la verdad es que muchos de los cosméticos regulares de belleza contienen mercurio, metales pesados y otras sustancias tóxicas que van directo a nuestro torrente sanguíneo al ser absorbidas a través de nuestra piel. Yo te recomiendo leer muy bien las etiquetas, elegir marcas orgánicas y recurrir más a lo natural al momento del cuidado diario.

  • Incorpora nutrientes y alimentos desintoxicantes a tu vida: elegir alimentos cargados de vitamina C como el camu camu, consumir el alga como la Chlorella -¡de mis favoritas porque es muy potente!-, cilantro es muy poderoso y wild bluberries ayudará limpiar tu intestino y eliminar los metales pesados, quitando así a su vez la posible sobre carga que pueden traer los riñones por el trabajo de limpieza.

  • No dejes que la intoxicación por mercurio y metales pesados sea ese enemigo silencioso que ataque tu salud, toma precauciones, esa es nuestra mejor medicina.

  • Recuerda siempre tomar unos segundos para ti y pensar “¿qué necesito para mejorar mi salud?, ¿requiero cambios?”, solo es cuestión de nunca pasar por alto los pequeños detalles y más cuando se trata de ti misma.

Xoxo Gi