Mejora tu Sistema Inmune con Probióticos

fe31ac_5f11f9376aa04e92b9eb6cf4ee1d6d1a~mv2.jpg

Cuando converso con mis clientes o les muestros por mis redes sociales un poco de mi rutina, les hablo de los smoothies, jugos verdes, superfood y siempre de las ventajas que tiene comer vegetales fermentados, yogurt orgánico o tomar agua de coco fermentada y todo esto se debe a que son alimentos súper ricos en probióticos. Como saben yo soy una probiotic FREAK!

Este un tema que muchas veces es pasado por alto o ignorado, pero que es importante enseñar, de la misma forma como se hace cuando se muestra la importancia de las proteínas y las vitaminas para nuestro cuerpo.  

La razón de todo ésto se encuentra en que los probióticos son las bacterias buenas que recubren nuestro tracto digestivo, totalmente necesarias para equilibrar la flora intestinal donde se encuentra albergado el 80% de nuestro sistema inmunológico y el 90% de todas las células y material genético de nuestro cuerpo.

¿Súper importante, no?

7 BENEFICIOS DE LOS PROBIÓTICOS

Podemos llamarlos beneficios o bien resumirlos en que son nuestros salvavidas naturales porque al equilibrar nuestra flora intestinal son capaces de hacer que nuestro cuerpo pueda:

– Absorber  mejor los nutrientes.

– Combatir bacterias malas, levadura y hongos a través de la creación de enzimas.

– Estimular  la secreción de IgA y células T reguladoras, indispensables para que nuestro sistema inmune sea capaz de combatir contra los más fuertes virus y bacterias.

– La producir vitamina B-12, butirato y vitamina K2.

– Prevenir o mejorar casos de enfermedad celíaca, síndrome del intestino permeable, síndrome de colon irritable, síndrome de fatiga crónica, resistencia a la insulina, síndrome metabólico, diabetes, herpes, problemas con el colesterol e hipertensión, alergias, eczemas, dermatitis y otras tantas más.

– Impulsar una correcta digestión.

– Mejorar el estado de humor y comportamientos.

¿DÓNDE ESTÁ EL PROBLEMA?

El problema principal en algo tan importante para el buen estado de nuestra salud, como lo son los probióticos es la falta de conocimiento o de información al respecto, a todos nos pasa que cuando escuchamos por primera vez de esto reaccionamos asombrados “¿Es en serio?, ¿Por qué nadie no los dice? o ¿Por qué no sabía que podía evitar enfermedades o curar realmente equilibrando mi flora intestinal?.

Es allí cuando debemos saber que todo comienza desde que nacemos, cuando estamos en la barriga de mami no tenemos anticuerpos propios, es ella a través de su cuerpo quien nos protege del exterior y es a través del parto natural que nos prepara para llegar a la vida. 

Tal como lo explica la Dra. Natasha Campbell-McBride (neuróloga y creadora del Programa Nutricional GAPS para el tratamiento natural contra autismo, TDAH, dislexia, dispraxia, depresión y esquizofrenia), cada bebé adquiere su flora intestinal cuando pasa por medio del canal de parto y es allí cuando lo que sea que viva dentro de dicho canal y la vagina mami, pasará a convertirse en la flora intestinal del pequeño/a. 

Por ende si la mamá tiene una flora intestinal equilibrada, el bebé nacerá de entrada con una flora intestinal de la misma forma; de lo contrario cualquier desequilibrio de la vida microbiana dentro del cuerpo de mami también se verá reflejado en el bebe; ¡ojo! esto no quiere decir que el papá no intervenga en dicho proceso, no… pero sí quiere decir que es a través de este procedimiento dará como resultado de forma mancomunada lo que serán las primeras bacterias buenas que servirán de protección o del intestino del baby.

En el caso de quienes nacen por cesárea, estudios han determinado que el desarrollo de la flora bacteriana procede de manera diferente y desarrollan en menor nivel bacteroides, que son las bacterias responsables de la inmunidad intestinal.

Pero, la naturaleza y la maternidad es tan perfecta que a pesar de todo esto cualquier bebé puede recuperarse a través de la lactancia materna, gracias a esta la mami puede  transmitir/compartir  todos los anticuerpos que posee. Así que si tienes planeado tener un bebé de forma completamente saludable, es importante que tengan en cuenta desde el principio estos factores. 

Una de las cosas que estoy haciendo porque Stella nació cesárea (pueden leer la historia del nacimiento AQUÍ) es darle probióticos todos los días hasta los 3 meses (la marca es Klaire Labs y lo pueden ver en la sección Baby de mi tienda de Amazon)

Ahora bien, yo se que se están preguntando “¿y qué pasa con quienes ya están grandes?”, “¿Qué pasa con quienes por uno u otro factor crecieron con un sistema inmune deficiente?”  o bien piensan “Tengo buena salud, pero quiero ocuparme de mi flora intestinal de manera consciente y mejorar mi sistema”, pues veamos…

SIEMBRA NUEVAMENTE PROBIÓTICOS EN TU INTESTINO

Lo mejor siempre es evitar cualquier enfermedad y lo principal para ello entonces es fortalecer nuestro sistema inmune… ¡así que adelante vamos a hacerlo comiendo alimentos ricos en probióticos!, de esta manera podremos repoblar nuestro intestino de bacterias buenas sin importar la edad o nuestros antecedentes, la meta siempre será equilibrar nuestra flora intestinal y esta es la manera adecuada.

Podemos obtener probióticos a través de estas fuentes:

– Vegetales fermentados

– Kéfir

– Kombucha

– Agua de coco fermentada

– Yogurt orgánico

#LVOTIPS

A parte de todas estas alternativas, le podemos sumar la suplementación de probióticos, en particular tomo y recomiendo este en Amazon. Si no pueden comprarlo o bien deciden buscar cualquier otro dentro del mercado, es importante se aseguren que éste contenga la cepa Lactobacillus acidophilus (DDS-1).

Pueden adquirir mi ebook Guía Saludable para que tengan una rutina desde que se levantan hasta que se acuesten.

Xoxo Gi