¿Son Seguros los Tampones?

fe31ac_9aaac52486d94a699c5b95a1b7777620~mv2.jpg

Sin dudas usar tampones puede facilitar muchas cosas, sobre todo cuando se quiere realizar actividades que requieran de mucho movimiento o contacto con el agua… porque a final de cuenta todas queremos evitar los manchones y eso es algo normal, entendible. 

El problema está cuando no se presta la debida atención a lo que se está utilizando, si bien es cierto que este no es un producto de consumo, al estar en contacto con nuestra piel y entrar dentro de nuestro cuerpo, sus componentes pueden ser absorbidos a través de nuestra vagina, ya que es un espacio súper permeable y todo puede llegar fácilmente a nuestra sangre a través de este medio.

Muchos de los tampones o mejor dicho, casi todos contienen elementos tóxicos que pueden poner en riesgo tu salud, sobre todo cuando su uso es común. Veamos algunos de ellos…

TÓXICOS ALTAMENTE PELIGROSO QUE CONTIENEN LOS TAMPONES COMUNES

– Glifosato/Glyphosate: el 90% del algodón producido en Estados Unidos es genéticamente modificado y tratado varias veces al año con este herbicida para matar la malas hierbas. Al entrar en contacto  con nuestro organismo y ser absorbido por la membrana mucosa puede aumentar el riesgo a desarrollar algún tipo de cáncer, generar cambios metabólicos por la irrupción en el sistema endocrino, causar infertilidad, endometriosis y trastornos de tiroides.

– Dioxina/Dioxin: según la FDA (U.S. Food and Drug Administration) el contenido de este químico en el algodón con el cual se fabrica  los tampones es muy bajo, casi imperceptible, por lo cual es catalogado como seguro. Pero lo cierto es que este químico es uno de los más tóxicos el planeta y si bien con el uso de un tampón no se verán los daños… al hacerse más y más frecuente sin duda generará consecuencias.

– Fibras sintéticas/Synthetic fibers: para empeorar el caso, algunos tampones no sólo están hechos de algodón, sino que también contienen fibras sintéticas responsables del desarrollo de bacterias y posible shock tóxico, tan peligroso que su uso frecuente ha sido responsable de muertes.

– Asbesto: el departamento de Biología Molecular de Illinois asegura que algunas marcas de tampones utilizan este mineral para aumentar el sangrado en las mujeres y con ello aumentar también el requerimiento del tampón.

Todos estamos expuestos día a día a toxinas, en la calle, en casa, con la alimentación, el agua y el aire… pero no podemos vivir en una burbuja ¿cierto?, así que para contrarrestar esto lo mejor que podemos hacer es preparar nuestro cuerpo a través de la alimentación para expulsar adecuadamente todo, desintoxicarnos y no sobrecargar nuestros riñones, pulmones o sistema linfático; pero sobre todo la tarea #1 es evitar en cuanto podamos estar cerca o consumir dichos elementos tóxicos porque de poco en poco se suma un montón.


No todo es malo, en el mercado existen marcas de tampones orgánicos, libres de estos químicos y hechos con materiales totalmente biodegradables que puedes tomar en cuenta para tu próximo periodo. Algunas de ellas son: Seventh Generation, The Honest Company, Conscious y Natracare. Otras opciones a parte de los tampones pueden ser las copas menstrualeshechas a base de silicona (no es algo que agrada a todas la muejeres entonces lo mejor es experiementar para saber si es lo mejor para ti) y los toallas orgánicas reutilizables hechas a base de algodón orgánico, cáñamo o bambú.

Nota: hay que ser conscientes con los pañales que decidas colocarle a tu bebé, ya que los pañales comunes contienen estos ingredientes mencionados y cloro.

Xoxo Gi.

healthgiselle orentas