Glándula Pineal: Nuestro Tercer Ojo

fe31ac_a8ee249e71414285847039329f4d16bd~mv2.jpg

En mis redes sociales les he mencionado varias veces cositas sobre la glándula pineal, pero esta vez quiero hacerlo de manera más completa para mostrarles la importancia que ésta tiene en nuestra salud física y espiritual.

Muchos le llaman el asiento del alma, el tercer ojo o chakra anja y está relacionada con la razón, las capacidades mentales y cognitivas, con todo nuestro poder de concentración, ese focus que necesitamos para alcanzar nuestras metas, la inteligencia y la memoria. Esta glándula que apenas tiene medio centímetro de diámetro, está en el cerebro y es también  nuestro receptor de luz y energía, nos ayuda a ir más allá de sólo lo físico y  pone todos nuestros sentidos alertas para tener al máximo la intuición.

¿A qué se debe todo esto?…

¿CÓMO TRABAJA LA GLÁNDULA PINEAL?

La palabra clave en esta área podría ser melatonina y la glándula principal encargada de la segregación de esta hormona es la pineal; vamos a ver cómo influye esto en nuestro ser:

–Reloj biológico: la segregación de melatonina nos ayuda a mantener el ritmo circadiano, nos permite dormir 8 horas regularmente al día, a tener control del sueño o a sentir que nuestro cuerpo ya es tan disciplinado que se despierta solo cada día a la misma hora… a eso le llamamos ritmo circadiano y para ello debemos tener nuestra glándula pineal super limpia.

–Temperatura corporal: Las hormonas son lo que hacen posible todo el trabajo de termoregulación de nuestro cuerpo y la melatonina es una de ellas… a esto también se le suma el trabajo de las hormonas segregadas por la tiroides que se encuentra igualmente relacionada con la pineal; tener la temperatura adecuada nos ayuda a mantenernos vivos.

Nota: durante la noche nuestro cuerpo descansa, autorecupera y prepara para continuar respondiendo al 100% día a día; cuidar nuestra glándula pineal para que estos dos procesos se den de la forma más óptima ayudará a alargar nuestra vida y nuestra condición al vivirla.

Conciencia y energía: se dice que la pineal en sus orígenes se iba a desarrollar en nuestra frente, como un tercer ojo literalmente. La segregación de melatonina de manera equilibrada a través de esta glándula nos ayuda a mantenernos relajados de manera natural, libre de un estado de estrés y concentrados para aprovechar la energía de forma eficiente, lo cual nos hace mucho más productivos y exitosos; a la vez ayuda a despejar la mente de cualquier confusión y a fortalecer la mente. ¡Decididos a valorarnos y a ser feliz por completo.

fe31ac_8b2ebbdbc5b849e485ed91344e79b0ec~mv2.jpg

Aunque no se hable mucho de la glándula pineal, es importante prestar atención porque como ven,  ella cumple una funciones bastante bastante importantes para mantener el equilibrio en todo nuestro ser. En la actualidad, con nuestro suelo, aire y agua contaminados  tenemos el riesgo de comer, tomar y usar comúnmente cosas que calcifican nuestra glándula pineal, el fluoreno es la principal amenaza y no fue sino hasta hace 16 años que un doctor llamado Jennifer Lucas notó que este elemento se acumulaba en altos niveles dentro de la glándula pineal, más que en huesos y dientes… cada vez que lo pienso el riesgo de esto ¡me asombra!.

¿QUÉ HACER PARA DESINTOXICAR Y DETENER LA CALCIFICACIÓN DE LA GLÁNDULA PINEAL?

Dentro de nuestra rutina hay detalles que podemos cambiar para proteger nuestra glándula pineal:

– No consumir/usar cosas que contengan fluoruro:  aquí debemos estar pendientes del agua que tomamos, es común que el agua de grifo contenga este componente, te recomiendo los filtros de carbón activado. Por otra parte, algunas pastas dentales también contienen fluoreno, así que observa bien los componentes antes de comprar para evitar daños; en el mercado existen varias opciones sin flúor.

– Calcio: los alimentos procesados y la suplementación de calcio no ayudan en nada a mantener nuestra glándula pineal desintoxicada. La mejor manera de obtener calcio es de manera natural a través del consumo de semillas de sésamo, semillas de chía, verduras de hojas verdes como la espinaca y la col rizada, la quinua, las naranjas y brócoli.

– Pesticidas: comer alimentos no orgánicos te puede exponer al consumo de pesticidas y algunos de estos afectan directamente la glándula pineal… te recomiendo elegir los alimentos locales y comer lo más natural y orgánico posible, puedes comenzar de poco en poco.

– Azúcar, cafeína, alcohol y tabaco: ejercitarse y mantener una dieta libre de sustancias nocivas dejará el cerebro libre de toxinas y  más capacitado para centrarse en la activación de la glándula pineal.

ACTIVA Y REGENERA LA GLÁNDULA PINEAL

El trabajo de la glándula pineal es de esos que pocas veces se percibe de manera consciente o agradece y esto es algo que debe cambiar, muchos dicen que allí está la clave para mantenernos jóvenes porque controla todos nuestros procesos cíclicos y el mayor que tenemos es nacer, desarrollarse y morir. Rescatemos la importancia de la conexión que existe entre cuerpo, mente y espíritu.

– Nascent iodine: ayuda a desintoxicar nuestro cuerpo de plomo, flúor, cloro, bromuro, mercurio y halógenos tóxicos. ¡Si! el yodo ayuda a  expulsar las toxinas de las células, en mi artículo “Nascent iodine. Los poderes del yodo” puedes descubrir por completo sus facultades y cómo usarlo. 

– MSM o Azufre: es un poderoso desintoxicante y descalcificante de la glándula pineal, está presente de manera natural en mucha de nuestras comidas no procesadas pero para obtenerlo debemos evitar que sean cocinados, comer crudo y de manera constante es la mejor opción porque tampoco se almacena.

– Cacao crudo: su alto contenido de antioxidantes, desintoxica, activa y estimula la glándula pineal.

– Ajo: comer medio diente de ajo a diario o incluirlo en nuestro aderezo de ensalada, nos puede ayudar a descalcificar nuestra glándula pineal.

– Vinagre de cidra de manzana: su contenido de ácido fólico,minerales, vitaminas y enzimas desintoxican por completo nuestro cuerpo (aquí quería hablar sobre el artículo y hacer referencia pero no lo veo en la web).

– Chaga Mushroom: este es uno de mis favoritos ahorita, está cargado de antioxidantes, elimina los radicales libres y nos nutre de una manera increíble. Le llaman el rey de los hongos y sus poderes están muy conectados con la glándula pineal. Yo mezclo el polvo de chaga Mushroom con mis smoothies casi a diario. El reishi también es excelente.

– Yoga: en esta práctica existen algunos ejercicios de respiración y posturas que ayudan a descalcificar y activar la glándula pineal, uno de los más populares es “Khechari Mudra o néctar divino”. Esto es algo que requiere de constancia y concentración, cosa que a medida que se va limpiando se puede ir ganando también.

Xoxo Gi.