5 Tips para Curar la Dominancia de Estrógenos

dominanciadeestrogenos.jpg

Los estrógenos son una de nuestras principales hormonas,  producidas por los ovarios. Tienen funciones vitales como el desarrollo de los órganos sexuales, desarrollo del endometrio para la implantación del óvulo ya fertilizado, lubricación de la vagina, producción de moco fértil, entre otras. En general, mantienen la salud de los senos y todo el sistema reproductor.

Cuando hay un exceso de estrógenos en nuestro cuerpo, se genera una condición llamada dominancia de estrógenos. ¡Sigue leyendo y te cuento cómo curarla naturalmente!

¿Cómo se produce la dominancia de estrógenos?

Existen tres tipos de estrógenos naturales: estradiol, estrona y estriol. Un cuarto tipo, los xenoestrógenos o estrógenos sintéticos, son sustancias químicas que simulan la estructura de las hormonas y cuando están en contacto con el cuerpo activan la misma reacción en las células. Los xenoestrógenos están presentes en plásticos, fertilizantes, cosméticos, bebidas y comidas envasadas en plásticos, productos de limpieza, perfumes ambientales y carne de animales alimentados con hormonas. Estar constantemente expuestos a estas sustancias, causa exceso y dominancia de estrógenos. Otras causas son: exceso de estrés, exceso de grasa corporal y una dieta pobre en nutrientes y alta en carbohidratos refinados.
 

Consecuencias y síntomas de la dominancia de estrógenos:

  • Bajos niveles de progesterona

  • Ovarios poliquísticos

  • Endometriosis

  • Tumores en útero u ovarios

  • Fibromas

  • Quistes en los senos

  • En los hombres: mala calidad de la esperma, bajos niveles de testosterona y bajo conteo de espermatozoides

  • Cuando éstas condiciones no son tratadas y se padecen por largo tiempo, pueden generar cáncer e infertilidad

#LVOTips para curar la dominancia de estrógenos

Come vegetales verdes y crucíferos: los vegetales verdes tienen magnesio, un gran estabilizador de hormonas. Comelos tres veces al días, en comidas o jugos verdes. Espinaca, acelga, brócoli, coliflor, col, repollo, rúcula, perejil, etc. Lee mi guía sobre jugos verdes aquí.

Escoge leches orgánicas/vegetales: casi toda leche animal viene de granjas grandes donde los animales son alimentados con hormonas. Consume leche de anacardos, almendras o de coco. Evita la leche de soya que eleva el nivel de estrógenos. Mira mi receta de leche de anacardos aquí.

Sustituye envases de plástico por metal o vidrio: la mayoría de los plásticos contienen BPA, un xenoestrógeno muy peligroso. Todo lo que vayas a almacenar, hazlo en vidrio o metal. En este post les explico todo sobre el BPA.

Reduce el estrés: cuando nos estresamos liberamos cortisol. Si estamos expuestas a constante estrés, produciremos un exceso de cortisol, lo que altera todo el equilibrio hormonal. Puedes respirar profundamente (10 veces), practicar yoga, meditación, o quemar palo santo.

Apoya a tu hígado: el hígado está encargado de gran parte de la desintoxicación del cuerpo, eliminando los xenoestrógenos y demás químicos y toxinas que hemos ingerido. ¿Cómo ayudas al hígado? No consumas tanto alcohol, ni café, para evitar que trabajar en exceso. Toma mucha agua y ácidos grasos omega 3. También puedes ayudar desintoxicandote tú misma con baños de arcilla.

¿Has experimentado dominancia de estrógenos? ¿Cómo la trataste? ¡Cuéntame en los comentarios!


Si quieres saber más sobre hormonas y cómo balancearlas, toma mi clase “Ama tu ciclo menstrual, recupera tu poder femenino”. Puedes comprarla AQUÍ.